Background Image
Table of Contents Table of Contents
Previous Page  500 / 706 Next Page
Basic version Information
Show Menu
Previous Page 500 / 706 Next Page
Page Background

474 •

Tercera Parte. La Moralidad Cristiana: La Fe Vivida

moral de nuestra cultura. Esta propuesta fomenta la virtud en el corazón

humano y su desarrollo por la gracia del Espíritu Santo.

Como ya lo hemos mencionado anteriormente, en la época del Nuevo

Testamento, los Apóstoles se enfrentaron a retos morales tan asombrosos

como los nuestros. Ante sus propias luchas internas, San Pablo parecía

estar desmoralizado cuando dijo: “¡Pobre de mí! ¿Quién me librará de

este cuerpo, esclavo de la muerte?” Al mismo tiempo adoraba a Dios,

cuando daba una respuesta: “¡Jesucristo, nuestro Señor!” (Rm 7:24,

25). Los dones de la fe y de la gracia ayudaron a Pablo a responder al

Evangelio de Jesús. Estos dones harán lo mismo por nosotros.

PARA LA REFLEXIÓN Y EL DEBATE

1. ¿Qué son la modestia y la pureza de corazón? ¿De qué maneras

encontraste ayuda para adquirir esas virtudes? Comparte con los

demás historias de gente a quien admiras y que dan testimonio de

esos valores.

2. ¿Por qué es tan importante estar atento a nuestras actitudes

interiores hacia la sexualidad como lo estamos hacia actos externos?

¿Qué otros ejemplos puedes dar sobre el vínculo entre las actitudes

internas y el comportamiento externo?

3. Aunque pueda parecer un proyecto desalentador, ¿qué estrategias

podrían adoptarse para cambiar las influencias culturales que minan

la modestia y la pureza de corazón? ¿Qué te ayudará a confiar en el

poder del Evangelio de Jesús para que esto suceda?

ENSEÑANZAS

• “No codiciarás la mujer de tu prójimo” (Dt 5:21).

• “‘Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio

con ella en su corazón’ (Mt 5:28). El noveno mandamiento pone en

guardia contra el desorden o concupiscencia de la carne” (CIC, nos.

2528-2529).

• “El pudor [la modestia] protege el misterio de las personas y de su

amor. Invita a la paciencia y a la moderación en la relación amorosa